Parque Natural en Samaná
República Dominicana

Ruta por el Parque Nacional de Cabo Cabrón, el alma de Samaná

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

Parque Natural en Samaná

Samaná está repleta de lugares increíbles. De lugares en los que no pasa el tiempo. Lugares libres de aglomeraciones, que aún preservan intacta la esencia pura del Caribe. Lugares llenos de magia que permanecen ocultos, esperando ser encontrados por valientes aventureros. Y uno de esos lugares mágicos es el Parque Nacional de Cabo Cabrón, un santuario natural lleno de encanto que se adueñará de ti y que formará parte de tu larga lista de recuerdos inolvidables dominicanos.

Ubicado a 45 minutos en coche de nuestros hoteles en Samaná, esta increíble joya natural aún es, hoy por hoy, una gran desconocida para muchos de los visitantes que acoge esta península durante todo el año. De hecho, la gran mayoría no llega a conocer este impresionante tesoro natural que abraza la inmensidad de la hermosa Bahía Rincón, en el paraje de Santa Bárbara y uno de los mejores sitios para bucear en Samaná. Con una superficie de 36 kilómetros cuadrados, el Parque Nacional de Cabo Cabrón está considerado como el parque más pequeño de toda la República Dominicana y, aunque sus homólogos en Los Haitises y Jaragua impresionen por su larga extensión y biodiversidad, lo cierto es que Cabo Cabrón tiene un encanto especial que se resume en naturaleza salvaje, paisajes de vértigo y una variedad de especies única en toda la provincia.

Una enorme capa de piedra caliza de 600 metros de altitud separa los senderos tropicales del mar formando acantilados de infarto. Si no tienes miedo a las alturas, podrás maravillarte con el hermoso escenario costero que se descubrirá ante ti mientras observas las impresionantes estructuras rocosas cubiertas por exuberante vegetación que se han ido formando con el paso del tiempo. Sin duda, forman una de las vistas más espectaculares de todo el país.

Excursiones en Samaná

Recorrer Cabo Cabrón es caminar por terrenos extraterrestres. El fuerte carácter volcánico de la zona hace que algunos puntos sean inaccesibles para los aventureros que quieran adentrarse en su belleza salvaje. En los senderos pueden encontrarse manantiales de agua fresca, ideales para disfrutar de un alto en el camino y observar una de las muestras mejor preservadas de la antigua República Dominicana, territorio salvaje y de belleza extrema, alejado de la mano del hombre.

Este parque conserva una de las especies animal más desconocidas del planeta y que están en peligro de extinción, las iguanas Rhino, que únicamente pueden encontrarse en este pequeño enclave natural y que seguramente puedas apreciar en alguno de los frondosos árboles que recubren la zona. Uno de los tesoros que esconde Cabo Cabrón es la hermosa bahía de Puerto Escondido, una pequeña playa ubicada en uno de los recovecos del parque en la que pueden verse a los pescadores faenando en sus cristalinas aguas.

Si quieres acceder a esta maravilla natural, puedes hacerlo en barco desde Las Galeras, situado a media hora de tu hotel en Samaná. Ven a descubrir el alma de Samaná en el Parque Nacional de Cabo Cabrón y enamórate de la auténtica esencia dominicana bañada por una infinita selva tropical e impresionantes acantilados.

Share this... | Quiero compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *