República Dominicana

Disfruta de la Naturaleza en Dominicana

Punta Cana es el principal destino turístico en la República Dominicana. Situado al este de la isla, se caracteriza por sus bellísimas playas de aguas transparentes, sus paisajes preciosos, su variada gastronomía y la amabilidad de su gente hacen que el viaje a Punta Cana sea algo irrepetible.

El tiempo en Punta Cana es cálido durante todo el año. Tiene una temperatura media anual de 28C a 31ºC. La humedad propia de la zona tropical consigue que las temperaturas parezcan más altas, aunque la brisa del mar ayuda a mitigar este efecto. Este clima se antoja ideal para la práctica de diversas actividades y excursiones.

Las excursiones en Punta Cana son uno de los principales atractivos de este viaje. El contacto con la naturaleza es la base de prácticamente todas ellas. Los complejos hoteleros ofertan este tipo de actividades. La mayoría de ellas no suelen durar más de un día, incluso media jornada, y nos permiten conocer y disfrutar de los atractivos naturales que ofrece la República Dominicana.

Una de las opciones más atractivas es realizar una cabalgata. Es una forma muy divertida de conquistar caminos y atesorar aventuras inolvidables, en esta actividad se realizan largas excursiones montado en un caballo.

Estas excursiones pueden durar lo que el cliente desee. Desde unas horas a varios días. Normalmente, en las cabalgatas largas se acostumbra a llevar en el grupo varias mulas o caballos con todo el equipo necesario para acampar. Aunque se puede llevar el equipo propio, la organización suministra monturas y equipo completo con el que es necesario realizar la expedición.

Estas actividades no requieren una habilidad más especial que la de ser un amante de los animales y disfrutar de los entornos naturales. Se pueden realizar en grupos guiados por operadores especializados que asesoran en el recorrido, o bien por cuenta propia.

Una de las modalidades más solicitada es el descenso a la cueva Fun-Fun, una de las más grandes del mundo. Una aventura inolvidable de un día de duración. Consiste en  realizar una cabalgada de unos 40 min en dirección a la boca de la cueva, por la que se desciende (haciendo rappel) hasta llegar a su interior. Allí, se realiza una caminata, y se recorre un río subterráneo.

Una actividad para aventureros y amantes de la naturaleza que buscan una experiencia realmente inolvidable.

Imágen | Chris Willis en Flickr

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Antes de enviar este formulario, debe leer la información básica sobre protección de datos que se encuentra aquí.