República Dominicana

Escapada de relax en Punta Cana

Playas de arena blanca, aguas trasparentes casi turquesas, temperaturas agradables durante todo el año. Este sería un posible elenco de factores imprescindibles para quienes buscan un lugar ideal para vivir una luna de miel, para desconectar y disfrutar de unos días inolvidables.

Pues bien podría ser Punta Cana una de las posibilidades para una oportunidad tan especial aprovechando los magníficos parajes que tiene para ofrecer el lugar para un viaje en pareja.

Los amantes del mar verán aquí uno de sus destinos ideales, ya que incluso en invierno tendrán un clima para poder aprovechar las playas, con temperaturas en torno a los 20 °C en la estación fría. Además, las cálidas aguas del Caribe son ideales para bañarse en cualquier momento del año.

Se trata de unos 50 kilómetros de litoral los que tiene Punta Cana, que se dividen en nueve playas diferentes. Desde la Playa de Arena Gorda al norte hasta la de Juanillo, al otro lado de la punta del cabo. Sin embargo, la parte más visitada de toda la zona es la reconocida Playa Bávaro, que muchos han calificado como la mejor playa del Caribe.

Es en esta zona en donde se encuentran los grandes complejos hoteleros de Punta Cana, con hoteles de 5 estrellas como el Grand Bahia Principe Punta Cana. Este tipo de resort está pensado especialmente para garantizar el descanso de los huéspedes, la comodidad plena de encontrar todos los servicios allí mismo, al alcance de la mano. Siempre cerca de la habitación y de la tumbona en la arena.

Ni siquiera preocuparse por las excursiones, ya que las suelen organizar desde los propios hoteles. Desde el Gran Bahía Príncipe ofrecen, por ejemplo, una de las posibilidades más bonitas es la de nadar con delfines.

Pero hablando de Punta Cana no podemos dejar a un lado la gastronomía. Existe una gran cantidad de restaurantes, los cuales combinan diferentes platos entre la comida dominicana y la internacional. Para quienes quieran probar comida típica del lugar, hay un buen número de restaurantes para poder degustar alguna parrillada de langosta u otros pescados a la sombra de una palmera.

Una idea para completar un viaje de luna de miel único, os recomendamos una excursión a la Isla Saona, para gozar de una aún mayor tranquilidad en sus solitarias playas. La arena blanca, las aguas cristalinas y la abundante vegetación se complementan aquí con la riqueza de su fauna, especialmente aves. Sin duda, una buena opción para una escapada romántica.

Imagen | Bogdix

Share this... | Quiero compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *