Jamaica

Al son del reggae, ¿bailas?

No es un mito, en la isla de Jamaica puedes escalar altas montañas, bañarte al pie de cascadas de agua dulce, tomar el sol sin ropa en playas infinitas, comer sabrosos ackees, -fruta nacional procedente de Ghana- o saborear el mejor café del mundo. En esta isla, que forma parte del archipiélago de las Grandes Antillas, soñarás despierto, pero sobre todo escucharás mucho reggae. Cuando imaginamos Jamaica lo primero que nos viene a la cabeza son los rastafaris y esta música de melodías lentas, mezcla de ritmos afro-antillanos. El reggae se caracteriza por sus cortes regulares efectuados sobre una base rítmica, y una batería que suena en el tercer tiempo de cada compás. Su icono por excelencia es el venerado Bob Marley.

Sin embargo, Jamaica es un país de contrastes, con mucho más que ofrecer. El pueblo de los hijos del amor, apodo por el que se conocía a los jamaicanos que vivieron en la década de los 60, destaca por su marcado perfil cultural, crisol de mestizajes. También, por la personalidad de una nación independiente. Jamaica dejó de ser colonia británica en 1962. Un destino afrodisiaco, salpicado de romanticismo, sabiduría y tranquilidad.

En la costa norte de esta ínsula de naturaleza salvaje se esconde Runaway Bay, muy cerca de la localidad de Ocho Ríos. Lugar célebre por sus espectaculares cascadas y sus construcciones coloniales que merecen la pena visitar. Kilómetros de exóticos jardines de intenso color y fragancia. Un lugar donde las altas montañas contrastan con las aguas color turquesa del mar del Caribe. Cristóbal Colón describió este paisaje como el lugar más bello que sus ojos habían visto jamás.

En la bahía de Runaway –en inglés bahía del fugitivo- es conocida la Caverna de Green Grotto, fascinante red de cámaras y pasajes de estalactitas y estalagmitas, con más de 500.000 años de antigüedad. La historia cuenta que esta gruta servía de refugio para los esclavos, que buscaba la libertad, escapando así de sus amos, durante el siglo XVIII.

Entre las colinas y el mar; tiendas y mercados de productos artesanos, la práctica de artes escénicas y una gastronomía que fusiona alimentos frescos como el pescado las verduras y la fruta. Disfruta de tu luna de miel en el resort Gran Bahía Príncipe Jamaica. Hotel de estilo victoriano situado en primera línea de playa. El lugar perfecto para disfrutar junto a tu pareja de un relajante masaje jamaicano con aceite de Ganja, de infinitos paseos a orillas de la playa, de las excursiones más sorprendentes, también, los mejores espectáculos… y como no del sensual vuelo de los colibrís de cola larga. Don´t worry and be happy.

Foto| Hotel Gran Bahía Príncipe Jamaica

Share this... | Quiero compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *