España,  Mallorca

Variat mallorquín indispensable en tu visita a Mallorca

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

El variat es una combinación de platos típicos de la gastronomía mallorquina. Hace las delicias de los locales y de aquellos que visitan la isla y quieren saborear los sabores más tradicionales. La singularidad de este plato es que junta diferentes raciones donde se mezclan sabores y texturas en una greixonera o plato. 

Es bastante común entrar a los bares y encontrar a un lado de la barra un expositor con raciones de: frito mallorquín, albóndigas, pica-pica, sepia con salsa, ensaladilla, croquetas, calamares, albóndigas y un largo etcétera dependiendo del bar, zona o pueblo. Ya que en cada establecimiento podrás encontrar diferentes raciones y especialidades.


Si no eres de Mallorca probablemente no entiendas nada de este plato, pero déjate aconsejar por la persona que te tome la comanda. Este es un plato que no tiene hora, bien puedes saborearlo como aperitivo, merienda o incluso para cenar, pero avisamos que no es apto para estómagos delicados.


La estética de este plato consiste en la parte de abajo los alimentos que van guisados. Ya sea lengua, albóndigas, sepia en salsa, pica-pica. Al gusto del consumidor. A estas elecciones se le añadirá el frito mallorquín. Encima de todo esto se le coloca una montaña de ensaladilla rusa. Y coronando este plato como si fuera la guinda de un pastel, las croquetas o calamar rebozado. Cabe destacar que el consumidor puede elegir todo lo que quiere en su plato. 


El origen real de este plato no se conoce exactamente ya que lo único que se sabe al respecto es que debido al boom turístico que sufrió la isla durante los años 50 y 60. Se vieron en la necesidad de juntas varias tapas en un plato único para que así los turísticas degustaran en un solo plato las delicias mallorquinas. 

Un buen variat

Es habitual ver a los mallorquines a la hora des berenar, esa franja horaria entre después del desayuno y antes de comer al mediodía, lo que los ingleses llaman Brunch, degustando un buen variat. Este tipo de gastronomía se convierte en un habitual los viernes al mediodía y los fines de semana.


Es frecuente encontrarte en cualquier terraza grupo de amigos y familias compartiendo momentos juntos acompañados de un buen variat. Hasta algunos locales van en busca de los mejores variats de la isla. Ya que cada establecimiento tiene sus especialidades. Y cada variat es único. Es tan popular entre los locales ya que cada uno puede hacer su propia elección de ingredientes. 


Aconsejamos acompañar este plato con unas buenas rebanadas de pan moreno mallorquín, pan oscuro, denso y sin sal, y unas buenas olives trencades, estas aceitunas son las verdes mallorquinas que tienen la característica que son aceitunas partidas o machacadas por eso tienen un corte y de ahí el nombre. 

¿Ya estás listo para saborear tu ración?

 Por ello si estás pensando en visitar el archipiélago balear, descubre tu hotel en Mallorca y vive unas vacaciones entre mar y montaña. Seguro que Mallorca te conquistará. En ella se dibuja una infinidad de formas: su asombrosa Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sus playas y salinas, sus aguas impecables de color turquesa y siempre en calma, sus valles de naranjos, sus fincas de olivos y pequeños pueblos marineros que siguen viviendo su día a día mirando al mar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Antes de enviar este formulario, debe leer la información básica sobre protección de datos que se encuentra aquí.