larimar
Curiosidades,  República Dominicana

Larimar y Ámbar, tesoros de República Dominicana

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

El Ámbar y el Larimar son una de las materias primas más populares para la joyería artesanal en la República Dominicana. ¿Quieres conocer un poco más de estos tesoros dominicanos?

El Ámbar no es considerado un mineral como tal ya que es una resina vegetal fosilizada y debido a eso no es extraño que en su interior se encuentren restos vegetales o de insectos preservados para la posteridad, esta es una de las principales características junto a sus tonalidades doradas y anarajadas las que han hecho famoso el ámbar dominicano y que sin duda sea uno de los souvenirs más populares y cotizados.

Dominican amber: a gem of the past

Aunque hay muchos lugares donde se ha encontrado ámbar, sólo se encuentra en grandes cantidades en veinte depósitos alrededor del mundo y principalmente en la Europa Oriental (Báltico), en México y en la República Dominicana.

No es de extrañar por lo tanto que exista un museo situado en la Ciudad Colonial de Santo Domingo en honor del Ámbar. Localizado en una magnífica casa antigua del centro colonial, la fachada que sigue con los criterios y el espiritu arquitectónico del siglo XVII es además otro de los atractivos que animan a la visita.

 El Larimar al contrario que el ámbar,  es original y exclusiva de República Dominicana, y su color es predominantemente azul aunque matizada con tonos verdes, lo que conforma un atractivo color turquesa. Esta piedra es encontrada en la zona sudeste del país, cerca de la ciudad de Barahona.

Sorprende saber que fue descubierta en nuestro pasado más reciente y que su popularidad crece día a día. Su color y dureza parecido al de la turquesa lo hace perfecto para trabajos de joyería.

Su nombre tiene como origen el nombre de la hija de Miguel Domingo Fuertes Loren, pionero en trabajar esta piedra preciosa, al nombre de su hija, Larisa, le agrego la palabra “Mar” por la similitud de colores que tiene esta piedra con los bellos colores del Mar Caribe.  Al igual que el Ámbar tiene su propio museo, Museo El Larimar, Barahona.

¿Con cual de estos tesoros de la tierra dominicana te quedas tu? ¿Con el fosilizado Ámbar lleno de sorpresas? ¿O por las preciosas tonalidades azules de origen volcánico del Larimar?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar este formulario, debe leer la información básica sobre protección de datos que se encuentra aquí.